viernes, 17 de febrero de 2017

Hola, 2017.


Hoy, 17 de febrero de 2017, no pudo más el remordimiento y, entre la culpabilidad de un blog abandonado y una hora libre en la oficina, preferí lo segundo.



Antes de algo, espero que su nuevo año haya tenido un enero con menos deudas que su diciembre y lo que va de febrero tenga la mínima cuota del estrés requerido para considerarnos todos jóvenes (o adultos) responsables e independientes.

A los que ya culminaron sus tesis y se graduaron, ¡sean felices! porque los que esperamos tutor con la bendición de los Antiguos Dioses, los nuevos, Odín, Batman y El Doctor, seremos felices igual aunque luego comamos para desfogar la ansiedad.

Posterior a mi cuña de auto compasión, traigo una noticia. Esa noticia con la que empiezo siempre mi año y al final resulta que en la reseña siguiente menciono que me sobraron libros y me faltó vida.

Empiezo.

Este año mantengo el Reto de Lectura en Goodreads, pero lo dejo en 13 libros. Doce leeré porque se me pega la gana y uno porque mi Tesis me odia. Y yo la odio a ella.

Pueden seguirme en goodreads  aquí

Y es que el reto del año anterior lo perdí por tres libros. Sí, estuve a tres libros de dejar atrás mi racha de dos años de promesas personales no cumplidas.
No podría decirles actualmente cuáles fueron esos 12 libros que sí leí, porque la verdad los recuerdo poco, el único aliado para eso es el apartado de "leídos" en GR  y, si gustan, pueden chequear algunos de esos libros en mi perfil, o simplemente pueden mirar a su derecha en la barra lateral y revisar. Sigue siendo gratis.

El año pasado intenté también seguir el reto de lectura propuesto en Pop Sugar, sin embargo ese es más ambicioso y, por consiguiente, perdí la cuenta en cuatro libros. Allí es posible hacerle trampa y lograr que un libro cuente como tres, y por eso podría decir que terminé leyendo al rededor de 10, pero son exactamente los mismos que constan en GR, sin embargo, si ustedes gustan pueden revisarlo y unirse, solo sigan el enlace del nombre de la web o pinchen aquí.

Por lo tanto, este año, y en vista de que tendré entre ceja y ceja el tan  temido  esperado  Proyecto de Titulación (espero al menos solo el primer semestre) llevaré a cabo uno bonito y cómodo que me encontré, cuyo autor sale en la parte inferior central de la imagen  que adjunto a continuación. (no encontré la versión en español, me disculpo).



No obstante, espero brincar al desentendimiento y a la procrastinación durante mis crisis ansiosas y escribir mis reseñas de adaptaciones cinematográficas y entre libro y libro, escribir sobre esos que dejé en el olvido hace varios años pero que me miran de manera asesina desde mi estantería.

Y ahora me voy, porque la mano de la portada de Frankenstein me señala acosadora y no quisiera terminar muerta mientras huyo en barco por aguas congeladas...


¡A leer se ha dicho!






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada